buy Pregabalin online uk En Argentina se habla mucho del “gasto social”. Para las clases medias y altas, los pobres “son unos vagos que no quieren trabajar y viven a costa del estado teniendo hijos para cobrar la AUH”. No saben que los pobres también son contribuyentes en los impuestos.

En Estados Unidos también se le dá asistencia social, ayuda económica y prestaciones a los más desprotegidos. El objetivo es que mediante esta protección y ayuda, las personas en estado de máxima pobreza puedan, en un plazo de 5 años, ir encontrando un camino de salida que les permita tener empleo estable, residencia fija y que cubran las necesidades, con algún tipo de expectativas hacia el futuro para estar insertos al 100% en el mercado laboral.

http://communicatebetter.net/pharmacy/syneudon/ Es importante que a partir de hoy sepas que TODOS PAGAMOS IMPUESTOS. DESDE EL MAS RICO HASTA EL MÁS POBRE.

Algunos tributan renta, IIBB, IVA, etc. y los más pobres lo hacen pagando el IVA en los alimentos. Todos contribuimos al devorador estado con los impuestos < order Lyrica esto es algo que muchos deben comprender para no seguir diciendo que los pobres viven a costillas del estado y no aportan nada.

El tema es definir qué hacemos con la plata una vez se han cobrado los impuestos. Los Estados Unidos definió esta tablita para mensurar la inversión social ¿qué impacto tienen las medidas de redistribución fiscal en la renta disponible de los hogares estadounidenses? Gerald Prante y Scott A. Hodge han estudiado esta cuestión, llegando a las siguientes conclusiones:

1. El 20% con menos ingresos paga anualmente unos 6.300 dólares en impuestos, pero recibe más de 33.400 dólares en transferencias y prestaciones varias.

2. El segundo quintil de ingresos entrega al Fisco una media de casi 12.000 dólares por ejercicio, pero ingresa unos 30.000 dólares de los programas de redistribución vigentes.

3. El quintil central de ingresos aporta unos 20.400 dólares por la vía impositiva y recibe más de 30.000 dólares derivados de los diferentes mecanismos de “gasto social”.

4. El cuarto quintil por nivel de ingresos paga al fisco más de 35.300 dólares al año y recibe servicios y prestaciones valoradas en 31.000 dólares anuales.

5. Por último, el 20% más rico contribuye, de media, unos 122.200 dólares en impuestos, recibiendo a cambio unos 35.100 dólares en transferencias y prestaciones. En esencia, esto significa que el grueso de la financiación del gasto social proviene del 20% más rico, mientras que el cuarto quintil de ingresos se mantiene en una posición cercana al equilibrio entre su contribución fiscal media y el valor monetario de las transferencias y prestaciones recibidas.

La inversión social es clave no solo para los que viven en un situación de pobreza, sino para los que no estamos en ella. Un pais dinamizado economicamente en las clases mas empobrecidas, contribuye para que el mercado se expanda, mas personas contribuyan impositivamente y se pueda ir creciendo sin someternos a impagables deudas externas que hacen inviable a nuestro país.

Leelo con atencion. Este puede ser el debate -sobre el país que queremos- que puedes llevar a la mesa familiar del domingo.

ASI VAMOS A TRABAJAR LA INVERSIÓN SOCIAL SI LLEGAMOS A LA JEFATURA DE GOBIERNO. Unite a Patriotas en Movimiento.

Dejar una respuesta